Cotiza Ahora
  • Mon-Fri: 9:00AM - 6:00PM
  • 271 71 71 800
  • 800 822 4092
  • ventasfertilizantes@isquisa.com
  • Isquisa
  • Autoquímicos
  • English

¿Cuál es el impacto de las inundaciones en la agricultura de Tabasco?

Actualmente el estado de Tabasco se encuentra en una situación poco favorable y ha sido declarado en estado de emergencia ante los daños ocasionados por los fenómenos climatológicos; para los municipios de Balancán, Cárdenas, Centla, Centro, Comalcalco, Cunduacán, Emiliano Zapata, Huimanguillo, Jalapa, Jalpa de Méndez, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Paraíso, Tacotalpa, Teapa y Tenosique, la situación se ha tornado un tanto crítica ante la falta de víveres y la pérdida de bienes, incluyendo tierras y cultivos.

 La Conagua reportó que las afectaciones se originaron por el aumento en los niveles de los ríos. Los ríos desbordados en Tabasco: el Pichucalco, con 1.18 metros arriba de su nivel; el Usumacinta con 64 centímetros, Grijalva, con 42 centímetros, mientras que el Puxcatán y San Pedro con 22 y 3 centímetros, respectivamente. Esto ha alarmado a las autoridades y ha preocupado en cuanto a los rezagos cuya estimación será exacta hasta que la situación se vea controlada y resuelta.

 El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México, Víctor Villalobos Arámbula recorrió zonas afectadas, donde supervisó áreas de cultivos dañados y aéreas, posteriormente, se reunió con representantes de productores de caña, plátano, cacao, maíz, cítricos, yuca, chile, ganaderos, acuacultores y pescadores, a quienes la representación de Agricultura en Tabasco presentó un estimado previo de afectaciones.

El objetivo de esta reunión fue  anunciar el arranque de un censo de damnificados por inundaciones en Tabasco, a partir de la última semana de noviembre, es decir del 23 de noviembre al 6 de diciembre y busca mapear el número de personas a las que se entregarán vales de beneficios antes del 20 de diciembre. El censo incluirá datos de pérdidas de ganado, siembras de cultivos, buscando que las pérdidas sean mínimas y la economía de estas familias no se vea afectada a largo plazo.  

Fuente: El Economista

Fuente: El Economista

El secretario de SADER indicó que el sector pecuario cuenta con un seguro catastrófico, promovido por el gobierno estatal, y se sumarían acciones de sanidad y esquemas de acceso a créditos blandos para la recuperación de pasturas, potreros, recuperación de praderas y un manejo integral de las cuencas.

Las autoridades federales y estatales prevén la aplicación de insumos, como fungicidas, herramientas para podar, mochilas fumigadoras; dotación de semilla para el establecimiento de cultivos cíclicos: arroz, calabaza chihua, maíz, yuca y camote, y material de nutrición y sanidad para el establecimiento y reposición de cultivos afectados.

Sin embargo, al menos en el campo local ya se resienten los duros efectos de las lluvias, lo cual ha traído como consecuencia una disminución considerable en la producción de leche y carne, de acuerdo con un comparativo de las estadísticas pecuarias que mensualmente pública el Servicio de Información Alimentaria (SIA).

Como ejemplo, de enero a octubre de este año la entidad alcanzó una producción de 91 mil 502 toneladas de leche, es decir, 772 toneladas menos con relación al mismo periodo del 2019.

Por lo que respecta a carne, durante los primeros nueve meses del 2020 se obtuvo una producción de 64 mil 155 toneladas, que representan 3 mil toneladas menos que las obtenidas en el mismo periodo del año pasado. Ante esto, es importante mencionar que productores y especialistas en materia agropecuaria pronostican una dura caída del Producto Interno Bruto (PIB) del sector primario tabasqueño, que en el 2019 aportó el 2.6% al PIB estatal, lo que se traduce en un impacto negativo en cuanto a la economía de Tabasco. 

Fotografía: El Heraldo

Fotografía: El Heraldo

El dirigente del Consejo Mexicano del Banano, Adrián Prats Leal, admitió que el problema para este tipo de cultivo es cuando se estanca el agua, aunque en el caso de las fincas plataneras cuentan con excelente sistema de infraestructura y dio a conocer que actualmente siguen exportando más de 100 mil cajas mensuales de plátano hacia el mercado internacional, por lo que el país no tendrá que preocuparse por uno de sus principales cultivos.

Impacto climático.

Los huracanes y tormentas tropicales poseen un gran poder destructivo, ya que los fuertes vientos, constantes lluvias y posibles inundaciones pueden arrasar con infraestructura de medios de transporte, vivienda, y por supuesto cultivos y actividad ganadera. De hecho, diversos estudios apuntan a que el sector agrícola es el más afectado en América Latina.

El efecto inmediato de estos fenómenos sobre la agricultura es la destrucción de los cultivos, ya sea por inundación o deslave de tierras; daños a la infraestructura de carreteras y caminos, por lo cual ciertos lugares son inaccesibles, así como deslaves y erosión del suelo.

El daño que las tormentas y huracanes puedan generar en la fertilidad del suelo y sus características fisicoquímicas es potencial. Con las lluvias torrenciales, por ejemplo, puede ocurrir un arrastre importante de suelo con características distintas a las originales, provocando una reducción de su fertilidad o una mezcla de suelos de textura indeseable, como limo o arena en exceso.

Fuente: Tierra Fértil.

Fuente: Tierra Fértil.

Por otro lado, cerca de las regiones costeras puede subir la marea y dañar a los suelos y en ese caso, es la salinidad la puede afectar severamente la fertilidad del suelo.

Finalmente, también se pueden contaminar los campos de cultivo. Si existen plantas de tratamiento de aguas residuales provenientes de actividades pecuarias, como la cría de cerdos o ganado bovino, y se llegan a inundar, la escorrentía puede afectar a los cultivos, contaminando el suelo y el agua de riego. 

¿Qué acciones se pueden tomar para mitigar los efectos del temporal?

Desafortunadamente, las tormentas y cataclismos no se pueden predecir con exactitud. Sin embargo, es muy importante estar al pendiente de la información publicada por autoridades pertinentes en materia de meteorología para estar atentos a sus recomendaciones y pronósticos sobre lluvia, tormentas y huracanes. Dentro de las actividades agrícolas, la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura, perteneciente a la ONU) recomienda:

  1. Si siembras en tierras bajas, con propensión a inundarse durante eventos climáticos adversos, considera mejorar las estructuras de drenaje o sembrar en tierras más altas
  2. Mejorar la red e infraestructura de drenaje, tanto en caminos como dentro de tus predios, para deshacerse con mayor facilidad de los excesos de agua
  3. En caso de que cultives cerca de laderas, procura reforestarlas o sembrarlas con pastos para evitar deslaves
  4. Procura sembrar utilizando prácticas de conservación de suelos (labranza mínima, sembrar en contra de la pendiente, etcétera)
  5. Es recomendable plantar árboles alrededor de tus parcelas, ya que funcionarán como cortavientos y le quitarán potencia a las corrientes de viento durante las tormentas

Por último, recuerda estar atento ante el temporal para que puedas prevenir daños importantes a tus cosechas.

Ante las circunstancias y retos que presenta la agricultura nacional, FERTISQUISA está comprometido con el campo mexicano y sus productores ofreciéndote la ayuda necesaria a través de nuestra línea de productos especializados y nuestros especialistas, quienes pueden brindarte acompañamiento para la mejoría de tus cultivos, así como la ayuda necesaria para orientar y poder recuperar la capacidad de producción en estos tiempos de desastre.

Nuestro propósito siempre será brindar soluciones confiables y hacer realidad tus metas.