Cotiza Ahora
  • Lun-Vie: 9:00AM - 6:00PM
  • 271 71 71 800
  • 800 822 4092
  • ventasfertilizantes@isquisa.com
  • Isquisa
  • Autoquímicos
  • Español

¿Por dónde empezar el rescate del campo mexicano?

El campo mexicano ha sido clave en la economía de nuestro país y en los últimos años ha tomado relevancia incluso en el ámbito internacional debido al crecimiento de ciertos cultivos que han posicionado a México dentro de los primeros lugares de exportación a nivel mundial.

               Cultivos como: Berries, Aguacates, Agave y Hortalizas han tenido crecimiento exponencial dada la rentabilidad que representan, un claro ejemplo y el más significativo de todos los mencionados es el Aguacate, el cual en 2005 contaba con una producción nacional de 1 millón de toneladas anuales (1), para 2019 la producción pasó a 2 millones de toneladas y se estima que para el año 2030 alcanzará las 3.16 millones de toneladas (1). Lo anterior ha mermado los cultivos de menor rentabilidad pero de mayor producción/consumo a nivel nacional. 

Por otro lado, los granos, representan un reto aun mayor para el gobierno de nuestro país para elaborar programas eficientes y sustentables que logren llevar adecuadamente el recurso a quien lo necesita, dicho reto no es nuevo y en años anteriores la inversión en el campo crecía cada año, sin que ello se reflejará en un aumento real en la productividad o incluso en la calidad de vida de los beneficiados.

               En el articulo “El programa de apoyos directos al campo (PROCAMPO) y su impacto sobre la gestión del conocimiento productivo y comercial de la agricultura del Estado de México”, expresa de forma clara, el deficiente resultado de los programas que el gobierno ha implementado en el campo en años anteriores: ”A pesar de que los presupuestos de los instrumentos de política en México para fomentar el desarrollo rural se incrementan cada día más, los problemas del campo, lejos de solucionarse se agravan. Francisco Mayorga Castañeda, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) afirmó que de 2000 a la fecha se ha triplicado el presupuesto que el gobierno federal destina al campo mexicano, al pasar de 24 mil 713 millones de pesos a 73 mil 368 millones, sin que ello se refleje en un aumento en la producción de alimentos" (3). 

Esta problemática ha sido uno de los ejes centrales a atacar por el actual gobierno federal, tomando la decisión de realizar un cambio profundo en la estructura de la dependencia federal de agricultura SADER (Anteriormente SAGARPA) a través de la suspensión de diversos programas de apoyo al campo incluyendo el previamente mencionado Procampo, o bien cambiando la dinámica y procedimientos como en la entrega de fertilizantes. Resultado de estos cambios actualmente se operan dos macro programas: Precios de garantía Segalmex y el Programa nacional de fertilizantes, aunque ambos programas han sido diseñados y controlados desde gobierno federal con la intención de reducir la corrupción y con ello hacer llegar el recurso a quien realmente lo necesita, la realidad ha estado muy lejos de la finalidad para lo que fueron creados.

Iniciando por el programa de entrega de fertilizantes, en el año 2019 se dio el banderazo inicial en el estado de Guerrero, aunque fue implementado como prueba piloto dicho programa fue un total fracaso, desde un inicio no se contaban con reglas claras de entrega, distribución y almacenamiento, mucho menos se tenía una infraestructura adecuada para la recepción del producto ni tampoco un conocimiento profundo de la logística necesaria para dicho estado, la cual cabe mencionar es bastante compleja debido a la infraestructura carretera e inseguridad que aun domina en Guerrero. Lo anterior tuvo como resultado un desarrollo de programa lleno de obstáculos y tropiezos, provocando que hubiera retrasos importantes así como campesinos sin recibir producto; estaba contemplado para cerrar el 15 de julio del 2020 sin embargo y a pesar de la ampliación de la fecha hasta el 6 de agosto aun se quedaron 70,000 campesinos sin recibir fertilizante, reporta el gobernador de Guerrero Héctor Aztudillo (4).

Otro programa en apoyo al campo implementado desde el año 2019 es “Precios de garantía” por medio de SEGALMEX (Seguridad Alimentaria Mexicana), el cual tiene como finalidad apoyar al productor de maíz y frijol por medio de un pago a precio preferencial (Mayor que el de mercado) así como también dar apoyo en el costo del flete (Alrededor 150 pesos por tonelada), de acuerdo a datos proporcionados por Ignacio Ovalle Fernández Director general de Segalmex, el precio pagado por tonelada al productor beneficiado fue de $5,610.00 en la anterior temporada, representando más de 1,000 pesos por tonelada por encima del precio promedio del mercado del maíz. 


A pesar de dicho sobreprecio y de ser un excelente apoyo para el productor de grano, desgraciadamente desde el inicio de este programa han existido diversos problemas, realizando recorrido por los estados de Michoacán, Jalisco, Guanajuato y Nayarit y teniendo la oportunidad de platicar con diversos productores y distribuidores participantes del programa, me he encontrado con diversos problemas en común: Falta de comunicación en reglas y procedimientos del programa, desconocimiento incluso de autoridades locales sobre procedimiento para habilitar una bodega como receptor de programa, falta de supervisión y acondicionamiento de bodegas habilitadas, falta de habilitación de bodegas en zonas de alta producción provocando costos de flete largos perdiendo el beneficio del apoyo, largas esperas en recepción de la semillas en centros de acopio (Reportan hasta 15 días de espera), solo por mencionar algunos. Esto ha provocado no solo que muchos productores no accedan al programa, sino que incluso algunos de ellos hayan perdido parte de la producción entregada por malas condiciones de las instalaciones así como del mal manejo del grano.

Como podemos ver es grande el reto que el gobierno de nuestro país tiene con el campo y aunque los programas implementados en los dos últimos años son buenas propuestas para salir adelante, por sí sola la idea o la buena intención no basta, es necesario un correcto estudio, planeación, ejecución y seguimiento a través de una estructura eficiente y reglas claras que permitan a los productores más necesitados acceder al recurso que tanto necesita el campo, creando conciencia de la importancia de seguir invirtiendo en nuestro campo mexicano.

Fuentes bibliográficas:

  1. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/257067/Potencial-Aguacate.pdf
  2. https://www.gob.mx/segalmex/articulos/apoya-segalmex-con-precios-de-garantia-a-mas-de-62-mil-productores-de-frijol-y-maiz-251889?idiom=es
  3. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-54722011000100005
  4. https://politica.expansion.mx/estados/2019/08/09/atrasos-protestas-y-conflictos-manchan-programa-de-fertilizantes-en-guerrero